Inicio

Sistemas Implementados para su Seguridad

BIOMETRICO: Con el Sistema de IDENTIFICACIÓN BIOMÉTRICA, se evita fraudes y suplantaciones en los trámites notariales, dando seguridad en la identificación de los comparecientes. Este sistema accede a la base de datos de la Registraduría, para verificar las huellas dactilares de esa base de datos con las huellas colocadas por el usuario en el trámite notarial.
LAVADO DE ACTIVOS: Manejamos un sistema para la prevención y control de lavado de activos, de conformidad con las exigencias de la Superintendencia de Notariado y Registro y la UIAF (Unidad de Información de Análisis Financiero). El propósito del Sistema consiste en reducir la posibilidad de que las Escrituras Públicas sean utilizadas para dar apariencia de legalidad a actividades de lavado de activos o para financiar el terrorismo.
REPOSITORIO DE PODERES: Uno de los temas que padecía el Notariado era la falsedad en los poderes que se presentaban en las notarías. Para acabar con esto se consolidó un Repositorio de Poderes que es un banco de poderes, donde las notarías guardan una copia del documento, de forma que, cuando se presente el poder para el trámite en cualquier notaría, se hace la consulta respectiva y puede garantizarse que ese poder fue otorgado ante una Notaría. Y a esto se suma la identificación biométrica del usuario en el momento en que reconoce como suyo el documento ante Notario, será más la autenticidad.
Cambio de Sexo en Transexuales ante Notario: La Corte Constitucional, en sentencia T-063 de 2015, dispuso que las personas transgénero pueden, ante Notario, cambiar el componente sexo en su registro civil de nacimiento.

Actualidad

Matrimonio entre Personas del Mismo Sexo: La Corte Constitucional, en Sentencia de Unificación SU-214 del 28 de abril de 2016 aprobó el matrimonio entre parejas del mismo sexo. La Corte decidió que los principios de la dignidad humana, la libertad individual y la igualdad implican que todo ser humano pueda contraer matrimonio civil, acorde con su orientación sexual. Consideró que celebrar un contrato civil de matrimonio entre parejas del mismo sexo es una manera legítima y válida de materializar los principios y constitucionales y una forma de asegurar el goce efectivo del derecho a la dignidad humana, la libertad individual y la igualdad, sin importar cuál sea su orientación sexual o identidad de género.